Como gestionar las finanzas de mi empresa

Como gestionar las finanzas de mi empresa

Para todos los empresarios, las apuestas financieras son fundamentales. Esto es especialmente cierto para empresas nuevas o en crecimiento, que a menudo carecen de personal suficiente en contabilidad y no saben a dónde recurrir cuando se trata de administración financiera.

¿Qué facturas deben pagarse con prioridad? ¿Cómo administrar la cuenta bancaria de manera óptima? ¿Cómo planificar y organizar el presupuesto de la empresa? Sin una buena gestión financiera, una PYME puede tener que privarse de los empleados necesarios para crecer, dejar de desarrollar sus productos, dejar atrás las iniciativas de desarrollo empresarial o no poder pagar el equipo. La empresa necesita ser rentable. Este es un riesgo importante para cualquier PYME.

¿Cómo podemos evitar perder el norte cuando se trata de la planificación y gestión del presupuesto? Usando un buen marco de gestión de flujo de efectivo. Estos corresponden a la entrada y salida de dinero en tu negocio: son la base de tu planificación presupuestaria. Al administrarlos de manera efectiva, te aseguraras de utilizar cada euro de tu empresa de la manera más eficiente posible.

Gestionando correctamente las finanzas podrás:

Evaluar su liquidez, planificar sus gastos, analizando sus necesidades
Optimizar el uso de su efectivo y garantizar su capacidad para cumplir con sus compromisos a corto plazo
Encontrar nuevas fuentes de financición facilitando la participación de los prestamistas
Evalúe si tus proyecciones son precisos o no, validando sus pronósticos regularmente

12 consejos para administrar su flujo de caja

Puesto que tu estas pendiente de maximizar el uso de cada euro, es necesario estructurar el flujo de caja a fin de acelerar los recibos de caja (ingresos y el capital), reducir o salidas de retardo (salarios, proveedores, equipos, etc.) y constantemente tener tus finanzas a la vista. Aquí hay algunos consejos para llegar allí.

Disminuir salidas

1. Usa una tarjeta de crédito para pagar tus deudas. De esta manera pasa un mes para pagar el saldo y acumular puntos de recompensa que luego se pueden cobrar.

2. Asegúrate de mantener solo las existencias necesarias para atender a tus clientes.
El inventario innecesario o stock excesivo, puede convertirse en una carga para tu negocio, además del coste de administración y almacenamiento.

3. Demora el pago a tus acreedores.
Muchos proveedores te permiten pagar dentro de los 30, 60 o 90 días, a veces más. Aprovecha esta opción cuando exista y negocia con proveedores que no la ofrezcan.

4. Estructura la compensación de tus empleados para que estén vinculados al flujo de caja.
Se trata de ofrecer un salario más bajo, junto con bonos a corto plazo relacionados con sus objetivos. Hay varias opciones disponibles para ti, como ofrecer la opción de adquirir acciones en el negocio o pagar bonificaciones por nuevos contratos o volumen de ventas.

5. Alquila equipo no esencial.
Al optar por el alquiler en lugar de la compra, limitarás los gastos significativos que pueden apresurar tu negocio a tensiones innecesarias. Muchas instituciones financieras ofrecen arrendamientos financieros, que te permitirán poseer la propiedad después de un cierto período de tiempo.

Aumenta tus entradas

6. Habla con tu institución financiera para acceder a fondos a corto plazo (por ejemplo, línea de crédito, préstamo de capital de trabajo, arrendamientos financieros). La mayoría de las instituciones financieras ofrecen formas flexibles de financiación. Consulte a tu gerente de cuentas para conocer los productos que ofrece.

7. Mejora la tasa de cobro de tus deudores.
Permite un descuento si un cliente paga antes de la fecha programada

8. Preventa de productos.
El crowdfunding es popular, y por buenas razones. Permite generar ingresos incluso antes de que los productos estén disponibles y así garantizar que tengan el capital necesario para la producción. Echa un vistazo a las campañas de las diferentes plataformas.

9. Aprovecha todas las soluciones de financiación.
Las becas, los créditos fiscales y las becas ofrecidas por diferentes instituciones son numerosas y diversas.

Ten tus finanzas al día

10. Valida tus pronósticos mensualmente o semanalmente. Es importante mantener su contabilidad al día para conocer el estado de tus finanzas en tiempo real, o casi. Esto hace que se tomen mejores decisiones basadas en toda la información disponible y evita el endeudamiento excesivo.

11. Concéntrate en tus actividades principales.
Siempre tienes que priorizar las actividades que generan o generarán valor. Asegúrate de que todos tus gastos sean necesarios y elimina aquellos que son superfluos.

12. Programa fechas límite para obtener fondos. ¿Necesitas financiación? Ten en cuenta que el proceso puede ser largo y difícil y que los fondos no se pagarán instantáneamente cuando se firmen los contratos.

Por lo tanto, evalúa tus necesidades futuras de manera constante, mientras mantienes una buena administración del flujo de caja, a fin de anticipar y resolver tus problemas empresariales de la manera más eficiente posible.

Como gestionar las finanzas de mi empresa
5 (100%) 2 votes

Autor entrada: Francesc Aznar

Soy el fundador de acconsultors.com, francescaznar.com, librosde.net y sabiens.net y en mi tiempo libre, doy formaciones sobre comunicación, habilidades directivas, innovación y presencia online, motivación e Inteligencia emocional. En la actualidad me dedico a la consultoría de empresas en los campos de desarrollo y dirección de proyectos web y habilidades directivas. Desarrollo programas de formación para la mejora de los equipos de trabajo. También realizo sesiones individuales en empresas y a nivel particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *