El líder inspirador

El líder inspirador

Actitudes que te harán un líder inspirador

El arte de la comunicación es el lenguaje del liderazgo. James humes

Ser un líder inspirador despierta el deseo, moviliza el compromiso y ayuda a guiar a un grupo humano. El posicionamiento del líder, su forma de ser, de comunicarse, su atención hacia los demás resonará con todos los individuos del grupo. Posicionarse como líder requiere crear un contexto a su alrededor.

Este contexto es la matriz de valores, códigos, mitos, modos relacionales que organizan la cultura de la empresa. Una cultura corporativa eficiente requiere relaciones efectivas dentro y en todos los niveles de administración para respaldar los procesos de toma de decisiones más relevantes.

Es responsabilidad del líder crear este contexto que apoyará la calidad de las modalidades relacionales. La seguridad psíquica debe ser la principal cualidad. Este contexto seguro depende en gran medida de la posición relacional del líder. En la autoconciencia y en la conciencia de los demás se encuentra la posibilidad de ofrecer una base de seguridad.

Ser consciente de uno mismo

El liderazgo es, ante todo, en el ejemplo que das. No podemos esperar que otros cumplan con sus expectativas si no los responde.

Imaginar que se debe a que uno se encuentra en una posición jerárquica superior con mayores responsabilidades, se le permite no cumplir con las reglas, es la mejor manera de perder la confianza de sus equipos.

Para estar siempre alerta sobre cómo se posiciona usted mismo y qué activa estas posiciones, la autoconciencia es esencial.

La autoconciencia incluye la capacidad de tomar en cuenta los estados emocionales de uno, que los activan, y los comportamientos que fluyen de ellos.

Entre el estímulo que nos lleva a los sentimientos físicos de la emoción y la reacción que adoptamos, hay un espacio de libertad. Es en este espacio de libertad que podemos hacer una elección.

Para hacer esta elección, uno no debe ser activado demasiado intensamente por su experiencia emocional a riesgo de reaccionar automáticamente.

Varios pasos pueden ser cambiados:

– Etiqueta la emoción: “¿Qué siento? ”

– Asignar emoción: “¿Qué me lleva a sentir esto? ”

– Cambiar el enfoque (no dejarse llevar por la emoción): “¿Qué es importante en el momento? ”

– Reevaluar a posteriori: “¿Cómo manejé esta situación y logré posicionarme en coherencia con mis valores? ”

La práctica de la meditación y la atención plena en particular permite desarrollar este espacio de elección facilitando el retiro contra un contenido emocional demasiado intenso.

La autoconciencia le permite a uno actuar al máximo de sus valores y en coherencia con sus convicciones íntimas.

Este es el primer paso hacia la conciencia del otro.

Ser atento con los demás

Tomar conciencia de los demás te permite estar de acuerdo con sus experiencias, tenerlos en cuenta y devolver una percepción ajustada. La relación con el otro depende tanto de cada uno de los protagonistas. Nadie es enteramente responsable de la comunicación ineficiente.

Por otro lado, en situaciones de comunicación asimétrica donde uno tiene un ascendente sobre el otro, el que está en la posición de dominación tiene una mayor responsabilidad. Debe ayudar al otro a regularse. El líder tiene la responsabilidad de apoyar la psique de quienes lo rodean. Por esto, garantiza a todos a operar de manera óptima.

Para apoyar los movimientos internos de quienes nos rodean, debemos estar atentos a varios aspectos que se desarrollan en la relación:

Intenta estar atento a lo que se produce en los pensamientos del otro: nuestras posturas, nuestras palabras, nuestra comunicación no verbal serán interpretadas por nuestro interlocutor, que integrará una comprensión explícita del contenido que una comprensión implícita relacionada con el contexto.

La medición de las reacciones que uno provoca en el otro nos permite ajustar nuestra comunicación para no ponerla en dificultad. Observa atentamente el pensamiento del otro: En una situación relacional, no es raro que nuestra escucha sea parasitada por nuestros pensamientos.

Preparamos nuestra respuesta incluso antes de haber integrado el pensamiento del otro. Deja que nuestro interlocutor despliegue su pensamiento escuchando atentamente para asegurarse de que no haya sombra en la comunicación. Puede ser necesario asegurar un entendimiento común del intercambio al hacer preguntas de apoyo que buscan aclarar el discurso (a diferencia de las preguntas que obstaculizan la validación de su punto de vista).

Integrar el pensamiento del otro en nuestras construcciones mentales: cuando hemos sido capaces de confrontar completamente el pensamiento del otro, tenemos todo el interés en integrarlo en nuestros procesos de pensamiento. Esto no significa necesariamente cambiar nuestras creencias sino hacerlas más complejas para construir una opinión sólida.

Aceptar ser transformado por el pensamiento del otro es el camino a la humildad del conocimiento. Ofrece retroalimentación para validar el pensamiento del otro: cualquiera que sea la validez que atribuya al posicionamiento, al habla, a las acciones de su interlocutor, volver a lo que está experimentando es la mejor manera de encontrar una afinación relacional .

Transmitir comentarios no significa que estás de acuerdo, sino que valoras a la otra persona y merece ser conocida. Es un movimiento de reconocimiento. Solo puede ser aceptado por el otro si se lleva a cabo con amabilidad y si se es claro en cuanto a tu objeto. Ofrecer comentarios constructivos es la mejor manera de ayudar a otros a crecer psíquicamente.

Crea un contexto seguro para los demás

Estos dos principios (autoconciencia – conciencia del otro) son el crisol de un contexto seguro. La incertidumbre, la pérdida de control, el aislamiento y el conflicto son los principales factores estresantes para el individuo. El estrés agudo o crónico interrumpe los procesos de pensamiento, refuerza los movimientos grupales relacionados con la supervivencia al tiempo que estandariza el posicionamiento y reduce la creatividad.

Cuando el estrés es demasiado intenso, las funciones cognitivas superiores (que permiten actividades de pensamiento complejo) se desactivan en favor de las operaciones automáticas (sistema de combate / vuelo / bloqueo). En tal contexto, hay una ruptura en el proceso de confianza con un enfoque en las necesidades individuales.

Crear un entorno seguro luchando contra la aparición de factores de estrés es una prioridad si queremos apoyar la eficiencia en el trabajo y permitir que todos funcionen de manera óptima y psicológica.

Los aspectos relacionales dentro de la empresa condicionan gran parte de la capacidad de los profesionales para sentirse seguros. La conciencia del yo y del otro, en la especificidad de las posiciones que permite, viene a apoyar esta seguridad. Un líder consciente puede ajustar sus patrones de relación en consecuencia.

Cuatro actitudes particularmente importantes hacen posible crear un contexto seguro al garantizar la calidad de los procesos relacionales:

Aclara tus expectativas, tu discurso, tus metas. Dar una visión clara conlleva sentido y compromiso. Es esencial que los mensajes implícitos subyacentes que pueden distorsionar la comprensión se traten con cuidado.

Para ser predecible: En tu posicionamiento, tu forma de ser, tus estados emocionales. Esto refuerza la legibilidad del mensaje que se busca transmitir evitando las escorias relacionadas con lo implícito. Ser enlaces creativos: verticales y horizontales. Asegurar la existencia de enlaces de calidad genera confianza y permite una comunicación más eficiente.

Se “conflictivo” de manera positiva: saber no estar de acuerdo es una cualidad esencial en cualquier equipo. La uniformidad de pensamiento dificulta la creatividad. Por otro lado, el pensamiento conflictivo solo será positivo si eres respetuoso y no intentas reemplazar los procesos de toma de decisiones.

Para resumir:
Hazte consciente de ti mismo tomándote el tiempo para percibir tus experiencias emocionales y no dejarte llevar por ellas. Tomar conciencia del otro al prestarle atención e integrar su pensamiento en nuestros procesos reflexivos.
Aprovecha estas percepciones para crear un entorno seguro para todos mediante la adopción de actitudes claras, predecibles, de creación de vínculos y diferenciadas.

El líder inspirador
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario