Cuida tu imagen personal en la empresa

En los últimos años el cuidado y arreglo de la imagen personal han ido tomando mayor protagonismo en la vida de las personas. Verse, sentirse bien y estar a gusto con la imagen que nos devuelve el espejo es algo que nos hace sentir bien a todos.

En los últimos años el cuidado y arreglo de la imagen personal han ido tomando mayor protagonismo en la vida de las personas. Verse, sentirse bien y estar a gusto con la imagen que nos devuelve el espejo es algo que nos hace sentir bien a todos.

Pero hoy en día, el tema trasciende a niveles corporativos, porque las empresas comenzaron a entender que una persona con buen aspecto y una imagen acorde a la filosofía de la empresa para la que trabaja es un plus a la hora de vender cualquiera sea el producto o servicio.

Según los expertos, todo profesional que ejerza puestos de dirección y desee obtener un mejor desempeño, tanto de sus labores, como de su equipo de trabajo, debe aprender a desarrollar una imagen integral, que abarque factores desde la vestimenta, hasta la identidad y el compromiso.

Buena presencia

La imagen personal habla por nosotros. Si consideramos importante al cliente, al proveedor, a quien sea, seguramente quedará demostrado presentándonos con buen porte y apariencia. Si, en cambio, restas importancia a su presencia, no te importaría llegar a la reunión en bata de baño. Así, la apariencia que proyectamos es más que una imagen visual, sino que es un verdadero elemento de comunicación que puedes emplear a tu favor.

¿Y por qué es importante la imagen personal? Según los psicólogos sociales, 30 segundos son suficientes para provocar una primera impresión y en una sociedad en la que somos vistos antes que ser escuchados es muy importante cuidar la imagen personal.

Porque no hay segundas oportunidades para causar una primera buena impresión, es muy importante conocerte a ti mism@ y saber qué imagen transmites a los demás. Tomar conciencia de ello, puede ser una ventaja para ti.

El aspecto exterior debe proporcionar sensación de agrado y de bienestar. En general, vestir de forma discreta pero favorecedora, siguiendo las líneas clásicas con un toque de moda puede resultar la elección más conveniente para proyectar una imagen profesional. La calidad de las prendas se relacionan de manera directa con la duración y aspecto, ya que un traje de corte impecable aporta elegancia y seguridad.

Las empresas suelen invertir para mejorar su identidad corporativa o al menos, debería ser así. Cuidar todos los detalles en sus relaciones con los clientes, proveedores, colaboradores, etc., se hace fundamental, pero algo que no se debe olvidar, es que para transmitir la imagen que los demás ven de la empresa, lo hacen las personas que la forman, que se convierten en sus embajadores y son los responsables de transmitir la credibilidad de los productos o servicios que ofrecen.

Esto es muy cierto, sobre todo porque cuando uno se siente a gusto con uno mismo, eso lo transmite a los demás y se percibe muy fácilmente por el resto. Esto no tiene nada que ver con nuestra talla, tamaño, etnia o belleza natural, se refiere al cuidado sobre nuestro aspecto general. Cuanto cuidamos de nosotros mismos.

La imagen personal eres tú. Tu imagen habla de ti. El aspecto que proyectas es más que un retrato visual .Debes de prestar especial atención a los detalles más esenciales, aquellos que te definen como persona y consiguen marcar la diferencia. Los que verdaderamente descubren tu esencia.

Tarea obligada es aprender a conocerte y quererte. Aceptarte tal y como eres. Solo así, conseguirás con éxito todos tus objetivos en los diferentes ámbitos en los que te mueves cada día.

En definitiva, no olvides que debes ser fiel a tu personalidad. No es lo mismo adecuarse que cambiar. Adecuarse es lo mismo que adaptarse, moderar algún comportamiento, mientras que cambiar es convertirte en algo diferente. Jamás deberías aparentar ser algo que no eres, además no quedará bien, porque no serás natural, tan solo es necesario modificar algunos hábitos para mejorar, ser más convincente y más eficaz en tus relaciones de negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *