El acoso laboral en las empresas

Muchos de nosotros estamos familiarizados con el concepto acoso laboral o mobbing laboral, pero desafortunadamente algunos mas que otros, por el simple hecho de haber vivido como experiencia propia en algún momento de su carrera o, en el peor de los casos viviendo esta experiencia en la actualidad.

El mobbing no solo afecta al trabajador, sino también al conjunto de la organización

Muchos de nosotros estamos familiarizados con el concepto acoso laboral o mobbing laboral, pero desafortunadamente algunos mas que otros, por el simple hecho de haber vivido como experiencia propia en algún momento de su carrera o, en el peor de los casos viviendo esta experiencia en la actualidad.

Este articulo, no solo va orientado al trabajador sino al conjunto de la empresa o empresas que tengan como problema este tipo de situación y, que en la mayoría de los casos no es consciente de este hecho en concreto. Peor aun es que se permitan estas practicas en la empresa por los intereses de algunas personas malintencionadas.

Si nos hacemos la pregunta del porque una empresa adopta este tipo de medidas, la respuesta que primero puede venirnos a la cabeza, es el deseo por parte del empresario de desprenderse de un trabajador o trabajadora por un tema de actitud laboral o, simplemente por que esta persona o personas sobran en la empresa después de una estructuración interna (formal o encubierta), que de esta manera comporta un cambio en las políticas o valores en que la persona afectada, no encaja o no se tienen la suficiente fuerza de voluntad para hacer que esta finalmente encaje dentro de la organización.

Saber que una persona esta sufriendo, tendría que ser suficiente para dejar de hacer servir este tipo de practicas, ya que en la mayoría de los casos no solo afecta al trabajador sino al conjunto de la empresa.

Es difícil si el acoso laboral es mas frecuente en la empresa publica en la privada, puede que ni siquiera existan diferencias entre ambas. Hay estudios que parecen concluir que suele existir una mayor frecuencia de mobbing en el sector publico frente al sector privado y que pecan del defecto de que los trabajadores del sector privado suelen estar representados.

Alguna explicaciones concluyen en asumir que en la mayor parte de los países europeos trabajar en el sector publico, significa poseer un trabajo con cierta seguridad y de larga duración lo que suele compensar un salario mas bajo. De esta manera cuando se produce el mobbing el individuo, por regla general so suele estar dispuesto a dejar su puesto por la seguridad que este le comporta.

Partiendo de la premisa de que todos y todas podemos ser objeto en algún momento de nuestras vidas de acoso laboral suelen existir una serie de factores que hacen que algunas personas estén en situación de desproteccion ante situaciones peligrosas o compañeros y compañeras de trabajo.

Factores de desprotección:

  • Personas atípicas, diferentes o en minoría en el ámbito laboral.
  • Factores como el genero femenino, homosexuales, minusvalidos o diferente clase social.
  • trabajadores demasiado honestos con escrúpulos.
  • Personas menos competentes, mayores de 50 años, embarazadas.
  • Personal en practicas.
  • Trabajadores precarios.
  • Personal muy competente o, que llamen la atención pudiendo ser amenazados por el acosador o acosadores.
  • Mujeres
  • la falta de conocimientos en el puesto de trabajo
  • la percepción por parte de la empresa a tratar a los trabajadores como puras herramientas de trabajo u no como personas.

El perfil del acosador:

Suelen ser superiores y/o colegas, en menor medida pueden ser subordinados. Hay de hecho, estudios que demuestran que en la mayoría de los casos los acosadores ocupan principalmente una posición de superioridad en la jerarquía empresarial.

También hay estudios que demuestran por una parte la sugerencia de que los hombres estarían en mayor proporción que las mujeres como acosadores. La explicación la hallaríamos en el hecho de que seria mas típico de hombres la agresión directa (ridiculización, humillaciones y burlas).

Las mujeres suelen utilizar preferentemente la agresión de forma indirecta (manipular a terceras personas y/o situaciones, chismorrear o aislar a la victima). Las mujeres utilizan el estilo de acoso relacional en en que suelen aplicarse tácticas de exclusión social.

Características de la victima:

El estatus en la jerarquía laboral se encuentra mas o menos en los mismos niveles tanto en subordinados, supervisores y puestos directivos intermedios. Un porcentaje ligeramente superior de victimas de acoso laboral, lo ocupaban los empleados que aparentemente ocupaban un estatus jerárquico mas alto.

En relación con el genero, los hombres tanto supervisores como trabajadores rasos eran acosados en mayor cuantía que las mujeres, pero en puestos directivos mas altos las mujeres lo son en mayor medida. Ello puede res debido a los prejuicios que existen tristemente en la actualidad con respecto a las mujeres y sus posiciones en lo mas alto de las organizaciones o posiciones de liderazgo.

Analizando datos sobre el acoso laboral nos encontramos que los hombres indican el papel y la responsabilidad de la victima mientras que las mujeres lo aplican a las características del acosador y a la dinámica del grupo.

Detectando las señales del acoso laboral:

Hay estudios estadísticos que establecen una definición estricta para una serie de actitudes hostiles que se puedan repetir al menos una vez a la semana durante un periodo de por lo menos seis meses.

Multitud de estudios que han aceptado lo indicado en el párrafo anterior, en el siguiente apartado veremos algunas de las señales que evidenciarían la existencia de una posible situación de acoso laboral.

Impedir la expresión por parte del trabajador

  • Ignorar a la persona en cuestión.
  • Amenazas por escrito.
  • Llamadas telefónicas amenazantes
  • Criticas a su modo de vida.
  • Criticas a su trabajo.
  • Recriminaciones por parte de los compañeros.
  • No dejar expresarse a la victima.
  • Interrupciones constantes a la persona.

Comprometer la salud de la persona

  • Agresión sexual.
  • Agresiones físicas de baja gravedad para advertirla.
  • Exigencia de trabajos peligrosos que comprometan su integridad física.

Aislamiento

  • Negar la presencia del acosado en situaciones de empresa.
  • Prohibir el contacto con compañeros de trabajo.
  • No dejar que hable.
  • No hablarle.

El descrédito de los compañeros

  • Acoso sexual por gestos o intenciones.
  • Desautorizaciones constantes.
  • Criticas al trabajo de la victima.
  • Burlas y criticas por creencias personales o religiosas.
  • Ridiculizar calumniar y lanzar rumores sobre la victima.

El descrédito de y hacia su trabajo

  • Encomendarle tareas muy por encima de sus capacidades y conocimientos.
  • Trabajos humillantes.
  • No asignarle ningún trabajo y evitar que no pueda encontrar ninguna.

En cualquier deberíamos tener en cuenta el rencor que suelen sentir las victimas hacia la sociedad por haber permitido estas injusticias. En cualquier caso la empresa o la organización debería contar con planes de contingencia para este tipo de situaciones.

Entre alguna de estas actuaciones podríamos encontrar la intervención a nivel psicológico con el fin de ayudar a la victima a encontrar un desahogo psicológico tras haber vivido un suceso traumatico. También podría ser llevado a cabo dentro de la empresa bajo una serie de condiciones: Por ejemplo que las personas que se hagan cargo de esta tarea pertenezcan a departamentos externos de la empresa.

Por otra parte estas personas tendrían que recibir formación especifica para este tipo de tratamiento y, por ultimo dejar que la victima hable de su problema y que de alguna manera aporte o proponga soluciones. Ni que decir tiene que el personal a cargo de esta sección no solo deberá escuchas quejas sino prevenir en la empresa situaciones que puedan ser detonantes de un nuevo caso de acoso laboral.

Ciertamente las empresas tienen un trabajo muy importante en este sentido y en el que deben fomentar un clima laboral adecuado para que este tipo de situaciones no se llegue a producir en el seno de la empresa.

Así de esta manera se llegara a crear un clima de igualdad en el que todos se verán valorados de igual manera como personas y como trabajadores previniendo un hipotético clima de tensión en este sentido, ya que se evitando esta situación se mejorara la autoestima a nivel colectivo y afloraran y mejoraran habilidades personales aplicables a la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *