Trampas y toma de decisiones

La toma de decisiones está sujeta a trampas; trampas que el tomador de decisiones no siempre es consciente de su estatus en la empresa y de los vínculos que ha hecho con sus colaboradores.

Así que tú tienes que saber que el tomador de decisiones está lejos de ser siempre el que cree. Los otros actores de la sociedad, al igual que los familiares del tomador de decisiones, intervienen, en la mayoría de los casos, de cerca o de lejos.

Como se mencionó anteriormente, la toma de decisiones es seguida por su implementación. En esta etapa, se invita a las diferentes partes interesadas a tomar medidas. A su vez, estos últimos influyen en la decisión misma. Tienen diferentes medios de variar, en mayor o menor medida, la decisión como tal.

La decisión se modifica de nuevo al final de la fase de ejecución. Sí, los últimos intérpretes la personalizan, la revisan y la adaptan a los medios que se les ponen a su disposición. Pueden venir a mejorarlo, o por el contrario, ser perjudicial para él.

Entonces, ¿cómo podemos superar las trampas de la toma de decisiones? En primer lugar, debemos tener en cuenta que la decisión no es fija y continuará modificándose durante la fase de ejecución. Para mantenerlo lo más intacto posible, es esencial tener en cuenta estos diferentes actores. El trabajo debe ser optimizado. El tiempo dedicado a cada tarea debe tener en cuenta lo inesperado. La decisión y su implementación deben ser facilitadas al máximo.

Trampas y toma de decisiones
Valora este articulo.

Deja un comentario