Empieza a Trabajar tú marca personal

Debemos tener muy presente que hoy en día nuestra marca personal e nuestro mejor currículo y nuestra carta de presentación. Cuando hablamos de marca personal solemos pensar en trabajo profesional, pero hoy en día va más allá de eso.

Hoy cualquiera puede trabajar su marca personal gracias a las redes sociales. Tu marca personal te va a ayudar a conseguir el trabajo que quieres, emprender lo que quieras, ser referente en lo que quieres…

Debemos tener muy presente que hoy en día nuestra marca personal e nuestro mejor currículo y nuestra carta de presentación. Cuando hablamos de marca personal solemos pensar en trabajo profesional, pero hoy en día va más allá de eso. En el momento en que nuestro nombre da muchos resultados en buscadores, no hay marcha atrás…

Todos deberíamos tener nuestra propia Marca Personal. Sobre todo con la difícil situación laboral que existe actualmente y la enorme competencia que hay. Cuanto más te diferencies, destaques y te posiciones como un buen profesional, mucho mejor.

Por donde empezar

Saber qué te hace diferente al resto de los profesionales. Puede que no tengas la respuesta al empezar, pero debes encontrarla.

  • Identifica qué puedes aportar al mercado que sea diferente y que cubra una necesidad de mercado.
  • ¿Cuáles son tus valores? ¿Eres más bien inconformista? ¿Una persona trabajadora? ¿Resolutiva? ¿Cercana?… Pregunta a los que tienes alrededor, para ver cómo te perciben los demás.
  • ¿Qué es lo que te apasiona realmente?
  • ¿Qué otras personas son tus referencias? No se trata de copiarlas sino de inspirarte en ellas dando tu toque personal y haciendo cosas nuevas.
  • ¿Cuál es tu historia? Tienes que tener clara tu historia.

Para cuidar tanto tu imagen como tu marca personal, debes seguir  aprendiendo y actualizando tu conocimiento, en especial si tu experiencia se basa en el mundo en línea. La web cambia drásticamente de mes a mes. Ya no serás un experto si lo eras hace dos años, pero has dejado de aprender y de desafiarte desde ese entonces

Y en la empresa conforme los consumidores tienen mayor acceso a la información de las empresas a través de internet, también desarrollan una mayor demanda por conocer los detalles del fundador del negocio. Ésa es una de las razones por las que debes tomarte el tiempo para construir una buena reputación y una marca personal que sea paralela a la de tu empresa.

Defínete. La marca personal hace que las personas sean el producto a vender, por tanto, debes hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué tipo de producto soy? ¿Cuáles son mis características? Tu marca personal es sin lugar a dudas tu identidad, así que un paso siguiente seria definirte a nivel profesional y exponer clara y explícitamente que conocimientos, capacidades, talento y habilidades tienes.

Ponte manos a la obra

Responde a las siguientes preguntes e intenta ser lo mas sincero posible: ¿en qué soy bueno?; ¿qué cosas hago mejor que la mayoría de gente?; ¿qué me diferencia del resto de profesionales?; ¿Cuáles son mis habilidades y destrezas?; ¿Cuál es el medio en el que me siento más a gusto?; ¿estoy preparado para “la fama” / ser conocido por otros?; ¿qué cosas me hacen disfrutar como un niño?; ¿cuáles son las actividades que cuando me pongo con ellas parece que el tiempo pase volando?; ¿qué trabajo estaría dispuesto a hacer sin cobrar?; ¿Cuál es mi trabajo soñado?; y otras preguntas por el estilo.

Una vez tengas todas las respuestas contestadas mentalmente y luego plasmadas en papel ya tendrás una imagen bastante certera de tu verdadero “yo”. Todos queremos ser reconocidos como expertos en nuestro nicho. Los beneficios de ser un referente en tu campo de especialidad son evidentes:

Podrás subir los precios de tus productos o servicios; tendrás más facilidad a la hora de aparecer en los medios de comunicación y seguir incrementando así tu reputación; podrás dar ponencias en Congresos y cobrar por ello; otros expertos se acercarán a ti o estarán más accesibles a posibles colaboraciones; y en general, nuevas y mejores oportunidades de hacer negocio.  Así que… ¿A que esperas para mejorar tu marca personal?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *