Tomar una decisión es asumir riesgos

La toma de una decisión por parte del responsable de una empresa, tiene como característica predominante un cierto riesgo. Limitar la percepción de estas señales claras e inequívocas forma parte de los atributos de cualquier directivo en una empresa.

Debemos tener claro que,  en lo que a toma de decisiones se refiere nada es fácil. La toma de una decisión por parte del responsable de una empresa, tiene como característica predominante un cierto riesgo y más de alguna que otra dificultad en un entorno tan complejo y “caótico”, como puede ser una empresa. Limitar la percepción de estas señales claras e inequívocas forma parte de los atributos de cualquier directivo en una empresa.

Por otra parte, la velocidad y cambios en este tipo de procesos deja poco tiempo para la deliberación o reflexión y no se tienen en cuenta todas las eventualidades a la hora de implementar cualquier cambio, sea del tipo que sea en una empresa. Por regla general debemos decidir y actuar rápidamente, ya que las oportunidades o determinadas situaciones apremiantes por regla general no esperan o dan muy poco margen de maniobra para actuar. Es aquí donde la toma de decisiones en el ámbito empresarial es sobre todo un  “deporte” de riesgo.

Las 4 fases del proceso de toma de una decisión en las empresas

1 – El deseo formalizar fase en un proyecto de alta prioridad

El conocimiento de una situación empresarial concreta.

Un evento que requiere una reacción rápida, o una oportunidad que merece cierta atención.

2 – Etapa de desarrollo e instrucción

Recopilación de información.

Análisis de las situaciones anteriores.

Soluciones para la formación y preparación en la empresa, las buenas prácticas empresariales.

Recopilación de observaciones.

Reuniones con responsables de departamento.

3 – Selección de una fase determinada en un proyecto

La decisión está tomada, la transición a la acción no está lejos…

Se elige y se pone en práctica la solución.

Se evalúa el plan de empresa o de marketing recién implantado o modificado.

Limitaciones y condiciones de una aplicación estratégica concreta  se especifican correctamente.

Se evalúan los riesgos de fracaso o éxito.

Factores de éxito son identificados.

La decisión es teóricamente viable.

4 – Fase de ejecución

Tomando una acción determinada.

Definición de acciones, objetivos y métricas.

Definición de las partes interesadas.

Definición y delimitación de responsabilidades.

Las trampas de la toma de decisiones

Es particularmente interesante el apreciar las muchas maneras que hay de desviar el proceso o  procesos en la toma final de una decisión tomada por un directivo.

La toma de decisiones no siempre es lo que pensamos

Suele pasar que durante la fase 1, la conciencia del problema, el tomador de decisiones puede ser influenciado por sus colaboradores más cercanos, amistades o familiares.

Durante las fases 2 y 3 de la instrucción y la elección de una decisión determinada, expertos, asesores y consultores tienen muchas formas de influir en la dirección de la decisión final.

Por último, en la fase 4, todas las partes implicadas tienen la libertad casi completa para actuar a su vez, redondeando o resolviendo pequeños asuntos menores para la implementación de la decisión final  y limar las últimas asperezas para que todo salga como está planeado.

“Reflexiona con lentitud, mas ejecuta rápidamente tus decisiones.”

                                                          Sócrates (Atenas año 436 antes JC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *