Liderazgo y resolución de problemas

Liderazgo y resolución. Cualidades que nunca deben faltar en los líderes empresariales que no es otra que saber encontrar solución a los problemas, es decir: Que tenga habilidades para el liderazgo y resolución de problemas dentro de la empresa.

Liderazgo y resolución. Cualidades que nunca deben faltar en los líderes empresariales que no es otra que saber encontrar solución a los problemas, es decir: Que tenga habilidades para el liderazgo y resolución de problemas dentro de la empresa. A diario nos enfrentemos a numerosas problematicas tanto laborales como personales, incluso en ocasiones sentimos que no contamos con el tiempo suficiente para poner solución a cada uno de ellos. Sin embargo, si ocupas una posición de liderazgo la resolución de problemas es una de las cualidades que nunca debe faltar en un buen directivo.

En la actualidad en muchos sectores empresariales del mundo se echa de menos a la persona o personas capaces de tomar decisiones y resuelvan diferentes situaciones internas de la empresa con la finalidad de atender a alguna necesidad o resolver una situación en concreto. Aunque la mayoría de las decisiones de los individuos no tienen la menor importancia. Se toman decisiones al respecto a realidades trascendentes de la vida, pero no con respecto a las grandes cuestiones de la vida.

En el mundo empresarial, se evalúan y se valoran a partes iguales dos características importantes en sus ejecutivos y directivos con la intención de verificar la capacidad de dirección que estos posean, por un lado la aptitud y por otro la actitud.

El proceso de toma de decisiones así como el liderazgo y resolución tendría como definición valida, encontrar una conducta adecuada para una situación en concreto en la que hay una serie de sucesos inciertos. La elección de la situación ya es un elemento que puede entrar en el proceso. Hay que elegir los elementos que son relevantes y obviar los que no lo son y analizar las relaciones entre ellos.

Una vez determinada cual es la situación, para tomar decisiones es necesario elaborar acciones alternativas, extrapolarlas para imaginar la situación final y evaluar los resultados teniendo en cuenta la incertidumbre de cada resultado y su valor. Así se obtiene una imagen de las consecuencias que tendría cada una de las acciones alternativas que se han definido. De acuerdo con las consecuencias se asocia a la situación la conducta más idónea eligiéndola como curso de acción.

¿Quien y como toma las decisiones?

El líder o directivo de una empresa es una persona que habitualmente toma decisiones para sí o para otros; es uno de los aspectos fundamentales de su liderazgo y resolución. Nada suplirá esta capacidad: ni la habilidad en las relaciones humanas, ni el encanto personal. Los estilos en la toma de decisiones están muy relacionados con características de la personalidad propia (impulsividad, inestabilidad emocional, obsesión). Por ello, es importante citar algunas de las características sobre la persona que toma decisiones:

  1. Ver un problema como un reto
  2. Céntrate en los obstáculos presentes y futuros
  3. Distingue entre los hechos, opiniones y juicios
  4. Sabe escuchar la opinión de los expertos y otras personas de confianza
  5. Sabe usar la razón y no el orgullo para tomar decisiones
  6. Sabe tomarse su tiempo para la resolución de un problema, no se precipita.
  7. Enfoca su atención en aquellos obstáculos que son superables
  8. Piensa que la implementación de la solución siempre será más difícil que llegar a ella
  9. Sabe y siente que tiene en todo momento el control de la situación.

Por tanto, este tipo de personas también sabe diferenciar los problemas de los conflictos y comprende el proceso para analizarlos, afrontarlos y resolverlos. La comunicación efectiva es una de las mas importantes técnicas que un líder debe aprender y dominar para resolver conflictos, ya que es la forma mas existente para que las partes involucradas sean capaces de escucharse el uno al otro con éxito.

Los líderes deben asumir su responsabilidad y encarar los problemas que se presentan a diario en una empresa, y aprovechar la coyuntura para posicionarse como solucionadores de problemas y ganar así autoridad y respeto dentro de la empresa.

Si un directivo o responsable empresarial rehúsa a cumplir su rol como solucionador de problemas o conflictos le hace perder credibilidad como líder. Por el contrario, cuando los problemas son solucionados por el directivo se convierten en alimento que fortalecen su imagen. Es por ello que después de solucionar los problemas, como líderes, salen fortalecidos y su liderazgo y resolución tenidos en cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad