Emprendedores: sus fuentes financieras

En el justo y exacto momento en el que un emprendedor o emprendedores decide poner en marcha un proyecto empresarial, se enfrenta a un primer gran problema que por regla general suele ser el encontrar toda la información de utilidad con la cual poner en marcha su empresa…

En el justo y exacto momento  en el que un emprendedor o emprendedores deciden poner en marcha un proyecto empresarial, se enfrenta a un primer gran problema que por regla general suele ser el encontrar toda la información de utilidad con la cual poner en marcha su empresa.

Primeras dificultades

Una de las primeras dificultades de este colectivo, se produce justamente en el momento que estos intentan buscar información sobre cómo financiar su proyecto empresarial. Esta información por regla general tendrá que venir de una fuente con cierta fiabilidad y garantías. Además tal información tiene que ser fácil y rápida de encontrar.

Modalidades

El tipo de socios y/o asociados a este proyecto empresarial, suele estar sujeto a diferentes factores, como por ejemplo el perfil de los mismos y el nicho económico donde se quiere emprender la actividad de estos y, el grado de afinidad que tengan entre los diferentes socios.

La lista de fuentes de financiación

  • bancos: es tradición que una persona o personas que decidan emprender un negocio tenga en cuenta como primera fuente de financiación un banco. Pero tenemos que tener en cuenta que, a día de hoy y con la que está cayendo conseguir este tipo de financiación es muy difícil por no decir imposible. A menos que se presente un proyecto con una solvencia realmente contrastada, con un buen plan de empresa que este trabajado y que a la vez sea muy pero que muy realista el acceso a un crédito por parte de este tipo de entidades suele estar al alcance de muy pocas personas.
  • ayudas gubernamentales: por regla general, estas deben entrar en la categoría y consideración de ayuda por parte de entidades públicas o incentivos como por ejemplo: exenciones fiscales, para según qué tipo de actividades decidamos emprender.
  • familia y amistades: las personas con cierta cercanía con el emprendedor. Este tipo de financiación está basada en la relación que tienen los emprendedores donde su círculo íntimo, es decir: la familia y las amistades.
  • inversión privada o empresarial: los bussiness angels, con el capital, los contactos en los mercados y su experiencia a la hora de financiar proyectos empresariales. El tipo de perfil de estos inversores suele ser más cercano por similitud al tipo de financiación empresarial que de inversor propiamente dicho.
  • sociedades de capital riesgo: suelen ser además de las anteriormente citadas entidades bancarias la otra fuente de financiación personalizada. Por regla general suelen ser grupos legalmente constituidos y el perfil que presentan es el de proporcionar un tipo de ayuda financiera a proyectos específicos, suelen ser entidades que prestan su apoyo a proyectos de tipo tecnológico.
  • participaciones: hay entidades financieras, que llegado el caso se unen o se asocian a la empresa o empresario en cuestión. Estos grupos bancarios cobran un tipo de interés reducido fijo o variable en función de las condiciones que hayan pactado las parten interesadas.
  • colectivos: se suele solicitar apoyo financiero a colectivos los cuales posteriormente ven compensadas sus aportaciones bien con compensaciones económicas o algún tipo de contraprestación empresarial previamente pactada por las partes. Eu ejemplo de este tipo de asociación seria: entrega de material, el que proceda, a cambio de una prestación de servicios por parte de la empresa financiada.

Deja un comentario