Ahorrar mejor es posible

Ahorrar dinero es una de las tareas que es mucho más fácil de decir que de hacer. Básicamente lo único que debemos de hacer es gastar menos dinero del que ganamos (aunque esa parte por si sola puede ser todo un reto) y guardar una parte en un «lugar seguro».

Ahorrar dinero es una de las tareas que es mucho más fácil de decir que de hacer. Básicamente lo único que debemos de hacer es gastar menos dinero del que ganamos (aunque esa parte por si sola puede ser todo un reto) y guardar una parte en un «lugar seguro». ¿Cuánto dinero vas a ahorrar, ¿dónde lo vas a poner y cómo puedes asegurarte de que permanecerá allí? No hay cómo establecer metas realistas, mantener los gastos bajo control, y obtener el máximo rendimiento de tu dinero.

La mejor manera de comenzar a ahorrar es elaborar un plan a través del cual podamos organizar nuestros recursos. El plan de ahorro que yo les propongo (y que a mi me ha funcionado) se compone de 8 pasos específicos, en cada uno de los cuales es posible apreciar la decisión, organización y constancia que deben caracterizar al hábito del ahorro.

Ahora les detallo mi plan de ahorro básico que he utilizado por mucho tiempo y que a mi me ha dado excelentes resultados.

Paso 1. Establece tus metas de ahorro

¿qué quiero?, Puede ser una computadora, un automóvil, pagar un viaje o un curso de inglés. Para las metas a corto plazo, esto es fácil. Si quiere contar con dinero suficiente para pagar un curso de inglés, necesitas averiguar cuánto cuesta. Para las metas a largo plazo, como la jubilación, tendrás que hacer una planificación mucho mayor (calcular cuánto dinero necesitarás para vivir cómodamente durante 20 o 30 años después de dejar de trabajar), y también tendrás que de averiguar cómo te pueden las inversiones te ayudarán a alcanzar todas tus metas. (más adelante te ayudaré con eso también)

Paso 2. Establecer un marco de tiempo

Una vez que decidiste cuál es tu meta, es momento de preguntarte: ¿cuándo lo quiero? Este paso es muy importante porque determinando el tiempo en el que pienses obtener tu meta, podrr: ¿cuándo lo quiero? Este paso es muy importante porque determinando el tiempo en el que piensas obtener tu meta, podrás organizarte mejor y definir los recursos que necesitas destinar durante ese tiempo para lograrla.

Por ejemplo: «Quiero ser capaz de comprar una casa en dos años a partir de hoy. » Estableceás organizarte mejor y definir los recursos que necesitas destinar durante ese tiempo para lograrla.

Por ejemplo: «Quiero ser capaz de comprar una casa en dos años a partir de hoy. » Establece una fecha concreta para el cumplimiento de los objetivos y asegúrate de que el objetivo sea razonable con el período de tiempo que le asignes. Si no es alcanzable, sólo te desanimarás.

Paso 3. ¿Cuál es tu situación personal?

En este paso es necesario que contestes dos preguntas básicas: ¿cuánto gano? y ¿cuánto gasto? Haz una lista de todos tus ingresos y todos tus gastos identificando cuáles gastos son fijos (que siempre son los mismos o son indispensables) y cuáles gastos son variables (que cambian constantemente o no son indispensables). Con esto podrás darte cuenta de los gastos que puedes dejar de hacer sin
afectar tu bienestar.

Es necesario echar una mirada crítica a tus gastos. Anota todo en lo que gastas tu dinero cada día mes a mes. Se lo más detallado posible, y trata de no dejar de lado las pequeñas compras. Asigna a cada compra o gasto en una categoría como: renta, Seguro de automóvil, pagos de servicios, Gas, comida, entretenimiento, etc.

Paso 4. ¿Cómo recortar tus gastos para ahorrar?

Ya que hayas identificado y organizado tus principales gastos, pregúntate: ¿cómo reduciré mis gastos? Recorta aquellos que no sean necesarios o indispensables, por ejemplo, comidas fuera de casa, compras de artículos de esparcimiento, salidas al «antro» etc.

Toma una buena mirada en tus registros de gastos después de uno o dos meses. Es probable que te sorprendas cuando mires hacia atrás y  te des cuenta de la forma tan absurda en la que se te va el dinero: 15€ en helados, 10€ al día en el café matutino, 30€ al mes en golosinas.

Es probable que notes algunos cortes obvios que puedes hacer. Dependiendo de la cantidad, sin embargo, es posible que tengas que tomar algunas decisiones difíciles. Piensa en tus prioridades, y recorta TODO lo que no es indispensable para vivir. Ya que tienes tu lista de seguimiento de gasto, calcula la cantidad que te ahorrarás al año si decides hacer esos recortes y estarás mucho más motivado para pellizcar tu presupuesto.

¿Te puedes mudar a una casa más económica?

¿Puedes ahorrar dinero en gasolina o renunciar a un coche por completo ? Piensa si es realmente necesario que llegues al trabajo todos los días en carro. Si tu familia tiene varios autos, puedes quedarte sólo con uno?

¿Se puede conseguir un mejor precio en el seguro? Llama a tu agente y asegurate que estás recibiendo el mejor precio posible. Considera tomar un deducible más alto también

¿Es realmente necesario que hagas tantas llamadas al mes desde tu movil?

¿Es imposible hacerlas gratis por Skype?

¿Pueden vivir tu y tu familia sin televisión por cable o satélite?

¿Se puede reducir sus facturas de servicios públicos?

La lista es grande y depende de cada quien decidir que gastos puede o no reducir. Finalmente

Paso 5. Realiza un presupuesto

Una vez que haz logrado equilibrar tus ingresos con sus metas de ahorro y gasto, realiza un presupuesto para saber cada mes o cada quincena cuánto puedes gastar en cualquier cosa dependiendo la categoría en la que se encuentren.

Esto es especialmente importante para los gastos que tienden a fluctuar, o aquellos gastos difíciles de suprimir por sus características. (Por ejemplo, «Sólo voy a gastar 30€ al mes en cine, café, revistas, etc.»)

En tu presupuesto debes descontar por default el 10% de lo que ganas y apartarlo de tu presupuesto por ejemplo: si ganas 6000 al mes descuenta un 10% y haz tu presupuesto con los 5,400 restantes. Aparta esos 600 más adelante sabrás por que.

Paso 6. Abre dos cuentas de ahorros.

Dos cuentas de ahorros que generen intereses son muy importantes para lograr nuestros objetivos y para que nuestro dinero no pierda su valor con el tiempo a causa de la inflación. Más adelante cambiaremos la cuenta de ahorros por las inversiones. (si te pregunta por que dos cuentas de ahorro espera y continua leyendo)

Paso 7. Pagate a ti primero

Todos los gurus financieros lo dicen claramente. El pagarse uno mismo primero es el aspecto más importante de la ecuación, lo que las personas sin educación financiera hace es que primero le pagamos a todo el mundo: al banquero, al casero, a sus prestadores de servicios, al gobierno, etc. y al final y con lo que queda se paga a el mismo, eso es algo que debemos eliminar de nuestro comportamiento. De ahora en adelante pagarnos primero será nuestra máxima prioridad.

¿Esto que quiere decir?

Uno de los secretos de la vida para atraer más dinero es que el dinero atrae más dinero, es un hecho comprobable. Si realmente quieres comenzar a cambiar tu situación debes comenzar a pensar distinto a las personas que te rodean (puede sonar duro y lo es pero es la verdad) ahorrar dinero no te vuelve tacaño ni limita tu presupuesto, por el contrario lo nutre y te obliga como ya viste a llevar un control de el.

Pagarnos primero quiere decir que antes de cualquier gasto o ahorro debemos descontar de todos nuestros ingresos un 10% y guardarlos en la cuenta de ahorro no.1. Este dinero no lo toques, debes dedicarte únicamente a hacerlo crecer mes a mes. Quizá ya te diste cuenta por que te pedí que apartaras el 10% antes de hacer tu presupuesto.

Tal vez pienses que esos 600 te haran falta pero aunque no lo creas no es así, la gente tiende e gastar en relación con lo que gana, te apuesto que si ganaras 5,400 en lugar de los 6000 te las arreglarías de alguna manera para vivir con el mismo estilo de vida.

(Este paso no es opcional aplicalo diligentemente como cada uno de los anteriores)

Paso 8. Ahorra

Lo más importante es comenzar a ahorrar y no se como recalcar estas palabras pero así es ¡AHORRA YA! el total de ahorro lo decides tu, lo que si te digo es que debe de ser mínimo 10% de tu presupuesto y no menos (siguiendo con el ejemplo anterior de los 6000 de ingreso; recuerda que tu presupuesto es de 5,400 y no de lo que ganas realmente) lo que apartaste para tu ahorro metelo a tu cuenta de ahorros no.2.

Ahora si, sabes como ahorrar, tienes tu presupuesto, sabes de donde entra y de donde sale dinero, tienes una meta, comenzaste a pagarte a ti mismo primero y ahorras el 10% (o más) de tu ingreso y finalmente tu dinero está en un lugar seguro en el que te pagan rendimientos por el por lo que ya no lo devora la inflación ¡Felicidades! vamos, date un abrazo a ti mismo y felicítate, haz dado un paso muy importante hacia tu libertad financiera.

Sinceramente espero que no te rindas antes de tiempo y que no te gane la tentación de sacar «algo» de dinero de tus cuentas para hacer un pago «inprevisto» si no te rindes te prometo que en menos de 3 meses comenzarás a ver los resultados. Más adelante te daré unos consejos para apalancar tu dinero con las inversiones pero por el momento vas excelente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad