6 motivos para invertir en SEM

Muchas marcas de gran consumo que venden sus productos a través de distribuidores no contemplan hacer campañas de Google AdWords o en otros buscadores.

SEM

Muchas marcas de gran consumo que venden sus productos a través de distribuidores no contemplan hacer campañas de Google AdWords o en otros buscadores porque consideran que este tipo de campañas solo tienen una finalidad comercial y por tanto es algo que solo está destinado a los e-Commerce o empresas que venden servicios a través de Internet.

Los equipos de marketing destinan el presupuesto a otro tipo de campañas en medios online y redes sociales para lanzar sus productos y generar así notoriedad de marca, que luego repercutirá en las ventas que se hacen a través de los distribuidores.

En realidad, este planteamiento es el correcto y en principio no deberían contemplar en su estrategia tener campañas de publicidad en buscadores, ya que en la mayoría de casos no son ellos quienes venden sus productos directamente al consumidor final.

Pero hay varios motivos por los que una marca o grupo debería plantearse hacer campañas de AdWords. Además, hay que tener en cuenta que el coste de esas campañas será insignificante al lado de los presupuestos que supone hacer una campaña de display o de contenido patrocinado en medios online. Hay que tener en cuenta que solo se pujaría como máximo por 4 o 5 palabras clave (idealmente el nombre de la marca bastaría) y el número de clics sería muy inferior al de una campaña destinada a vender producto, ya que la finalidad en este caso, es la de aparecer en los primeros resultados cuando los consumidores buscan exclusivamente información sobre nuestra marca.

Entonces si somos una marca de gran consumo y no tenemos un modelo de e-Commerce, ¿para qué nos puede ayudar pagar por salir en los primeros resultados de Google?

Maximizar nuestra presencia online

Si tenemos una estrategia online consistente y bien planteada, lo más probable es que a nivel de SEO todas nuestras plataformas digitales aparezcan en los primeros resultados orgánicos cuando un consumidor busca el nombre de nuestra marca. Pero esto no siempre es así, ya que existen infinidad de portales, foros, e-Commerce, medios y Blogs que pueden estar muy bien posicionados con publicaciones o páginas en las que se hable o vendan nuestros productos. También puede darse el caso de que el nombre de nuestra marca coincida con el de alguna empresa, grupo, asociación, nombre o comunidad que tenga una gran presencia online y esto haga que nuestra marca quede en un segundo plano o que casi no tenga visibilidad.

Por eso es importante trabajar bien la comunicación a todos los niveles y tener una estrategia sólida en Internet que cubra todos los posibles canales de impacto con el consumidor, o al menos los más importantes.

Hay muchos casos de marcas que se ven afectadas por no tener una buena presencia online. Existen infinidad de marcas que aún hoy en día no tienen una página propia en Internet o incluso algunas que ni siquiera tienen una página dentro de la web del grupo al que pertenecen.

Se dan muchos casos de marcas que en lugar de su página web, que al buscar información sobre ellas o sus productos aparecen resultados de grupos de música, Blogs u otras empresas. Por tanto es importante además de tener una web propia para cada marca, trabajar bien el posicionamiento en los buscadores.

Ecran, el fabricante de cremas solares, ha sabido resolver satisfactoriamente este problema. Su marca, además de tener coincidencias con la palabra “pantalla” en francés, también es el nombre de una agencia de comunicación interactiva. Invirtiendo en SEM, como mínimo ya tiene su web en el primer resultado que aparece en Google. Si un consumidor está buscando información sobre la marca entrará y si estaba buscando otra cosa no clicará en el enlace y no supondrá un coste para la empresa.

Reputación online

Si un consumidor busca tu marca o un producto y ve que tanto en los resultados patrocinados como en los primeros orgánicos aparece tu web corporativa u oficial estarás reforzando tu mensaje de marca y tu reputación. Además, los usuarios siempre visitan los primeros resultados; aunque seguramente después busquen páginas con opiniones de otros consumidores, compradores de precios y puntos de distribución. Pero como mínimo ya habrán visto donde encontrar toda la información completa que la marca les está ofreciendo. Nuestra web y otras plataformas digitales son un punto de contacto entre el consumidor y la marca; es un punto importante para crear un vínculo de confianza, para mostrarle al consumidor que tiene un lugar al que dirigirse si tiene cualquier duda.

Mantener informado al consumidor

El 60% de los consumidores acuden a las redes sociales para conocer la opinión de otras personas y 1 de cada 3 clientes prefiere buscar información en el móvil antes que preguntar en la tienda. Si te posicionas en los primeros resultados de Google, tu web será lo primero que vea el consumidor, puede decidir entrar o no en tu anuncio, igual que también puede hacerlo para los resultados orgánicos. Pero si entra es porque realmente le interesa tu marca y lo que le cuentes sobre ella. Si decide no entrar, al menos sabrá que en algún momento podrá volver a buscar y encontrar tu anuncio o resultado orgánico para completar la información que haya encontrado por la red.

Mayor control sobre lo que aparece en los buscadores

No podemos controlar lo que otros publican sobre nuestra marca o productos, pero si podemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para que el consumidor pueda acceder a la información que necesita desde todos los canales posibles. No todos los consumidores buscan de la misma forma o acceden desde el mismo lugar. Si dejamos que sean terceros los que controlen lo que se dice de nosotros estaremos expuestos a que la información llegue parcialmente, distorsionada o que incluso afecte negativamente a nuestra imagen de marca.

No podemos permitirnos pensar que como somos una marca de gran consumo, líder o no en nuestro sector, no nos afectará lo que se pueda publicar en plataformas no oficiales.

¿Qué pensarías si el tercer resultado de Google fuera un foro en el que se habla de hacerle boicot a tu marca o un Blog en el que se está desprestigiando a tu compañía?

Con las campañas SEM no evitarás que eso suceda, pero si trabajas bien el SEO y además lo complementas con AdWords, te aseguras tener cubiertos los primeros resultados de Google y seguramente, si los consumidores están buscando información, entrarán primero en tus páginas antes que en los resultados que se encuentren en posiciones inferiores.

Gillette es una de las marcas que está trabajando mejor su presencia en Internet. Además de sus campañas en medios online y redes sociales, también está trabajando muy bien el SEO y tiene activa una campaña de SEM. Todos los resultados de la primera página, excepto los de Google Shopping y Wikipedia, pertenecen a páginas oficiales o redes sociales de la marca.

Mantener estatus de marca líder

Que tu web corporativa aparezca en el primer resultado orgánico de Google cuando un usuario busca tu marca es algo que hay que trabajar, siendo constante y con una visión a largo plazo. No puedes bajar la guardia porque, aunque no es habitual, en cualquier momento puedes bajar posiciones si alguna página con más autoridad que la tuya publica algo sobre tu marca o hay coincidencias de nombre. Estar en esa primera posición te da un estatus de marca líder, pero si tu página no es la primera que aparece puede influir en la percepción del consumidor.

Si además de tener tu web en el primer resultado orgánico tienes un resultado patrocinado, tu marca se encontrará en los dos primeros resultados que el usuario encuentre al hacer la búsqueda, lo que le dará una percepción de marca consolidada.

Unilever es una de las marcas que tiene en cuenta la importancia de tener una buena presencia online y transmitir una imagen de marca líder.

Presupuesto vs resultados

Probablemente la inversión que tengas que hacer será mínima comparada con la de otras campañas online. El número de personas que busquen tu marca o compañía (depende mucho del caso y del sector), no será tan elevado como para ver peligrar tu presupuesto anual de marketing. Ten en cuenta que podrías estar pagando entre 0,21€ y 0,61€ por cada clic en tu anuncio. De todos modos, lo más probable es que los usuarios vayan directamente al resultado orgánico, sobre todo si ven que lleva a la misma web corporativa, pero como mínimo tu marca ya estará ocupando más espacio en su pantalla, evitando que otros lo hagan por ti.

En el caso de que hubiese muchas visitas procedentes de AdWords, sería una buena señal ya que estás llegando a consumidores potenciales por un precio muy inferior al que estarías pagando a través de otros canales y te estarías asegurando de impactarles con tus mensajes clave.

Es cierto que trabajando bien el SEO podrías evitarte este coste, pero es preferible cubrir todas las posibilidades, sobre todo si la inversión es mínima.

Deja un comentario